9.1 Mantenimiento del Logger

El mantenimiento del logger consiste en limpiar la parte exterior del encamisado y los orificios de circulación. La frecuencia de limpieza requerida depende de varios aspectos relacionados con la calidad del agua monitorizada. En agua dulce con calidad de agua buena a excelente, los requisitos de limpieza serán mínimos; será necesaria una inspección de mantenimiento por estación o incluso anual.

En la mayoría de los casos, la limpieza puede realizarse enjuagando el logger y utilizar limpiadores domésticos suaves, no residuales, no abrasivos y un cepillo tipo limpiador tubular, con cerdas de plástico muy suaves. No inserte ningún objeto a través de los orificios de circulación en el extremo del sensor del logger.

En algunos casos, los limpiadores sencillos no son suficientes para limpiar al logger correctamente. Varias condiciones del agua que comúnmente se presentan requieren métodos específicos de mantenimiento. Estos incluyen agua dura, carga alta de sólidos suspendidos, incrustación biológica o química y condiciones de agua salada o salobre.

La monitorización de agua dura puede ocasionar la precipitación de depósitos de calcio y magnesio sobre el transductor de presión y sobre otros componentes del logger. Estos depósitos pueden disolverse de manera segura usando una solución diluida (generalmente resistencia ≤ 10%) de ácido acético o fosfórico. También hay productos comerciales disponibles para disolver el sarro ocasionado por agua dura y pueden emplearse como si estuvieran diseñados para uso doméstico. Algunos eliminadores de fortaleza industrial para la limpieza de sarro ocasionado por agua dura son mucho más fuertes y no se recomiendan para limpiar el logger.

La carga alta de sólidos suspendidos puede bloquear los puertos de circulación u obstruir la celda de presión interna del logger. Se puede disminuir el efecto de obstrucción potencial de deposición de sólidos colocando al logger en zonas de caudal. Para eliminar la acumulación de sólidos, enjuague el logger debajo de un caudal bajo de agua de grifo hasta que se hayan lavado las partículas.

La incrustación bacteriológica o química puede ser una consideración importante en muchos proyectos de monitorización de agua subterránea y superficial. Las bacterias Sessile utilizarán con frecuencia los instrumentos instalados como sustrato de acoplamiento. El depósito químico puede ser el resultado del diferencial de carga eléctrica entre el instrumento del líquido monitorizado o el resultado de la actividad biológica o de las algas. Ambas formas de incrustación pueden ocasionar la aparición de depósitos difíciles de eliminar sobre el transductor del logger, los cables de conductividad y la carcasa del logger. Para eliminar la incrustación emplee una solución de ácido sulfúrico diluida (≤ 10%). El material persistente puede requerir remojo durante varias horas.

Se debe reemplazar el o-ring regularmente. El o-ring asegura un sellado hermético de la conexión del cable venteado, lo que es importante para mantener fuera la humedad. Solinst facilita o-rings de reemplazo disponibles en juegos de diez piezas.

o-ring en la conexión del cable venteado

Figura 9-1 O-ring en la conexión del cable venteado

 

El almacenamiento apropiado es importante cuando no estén en uso. El logger debería almacenarse con la tapa protectora enroscada en el conector del cable venteado. El estuche duro con el que se recibió el logger también debería usarse para proteger el logger durante el almacenamiento.

logger con la tapa de almacenamiento y el estuche protector

Figura 9-2 Logger con la tapa de almacenamiento y el estuche protector

 

solicitud de cotización