10.1.2.2 Monitorización del vacío

Generalmente la monitorización del vacío se lleva a cabo instalando primero transductores de presión como el Levelogger en la monitorización de pozos y luego cerrando o sellando esos pozos a la atmósfera con cabezales de pozo sellados a presión. El aire se bombea desde un pozo de extracción contra el grupo o matriz de los pozos de monitorización, teóricamente dejando caer la presión del aire en los alrededores del pozo de extracción. Para pruebas a corto plazo en las que no se requieren datos durante el evento de extracción, se pueden programar y simplemente suspender los Leveloggers de ganchos u ojales sobre el lado interior de los cabezales de pozo sellados, se realiza la prueba, y cuando ésta finaliza, los datos se recolectan por medio de extracción y descarga de los registradores. No obstante, si se requieren los datos en curso de los Leveloggers durante el evento de extracción, los registradores se deben instalar de manera similar a los escenarios de monitorización artesianos descriptos anteriormente en esta sección. Se pueden usar Leveloggers o Barologgers para monitorizar la caída en presión.